Información
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.
Ir al contenido principal

El PIB de México avanza en un entorno global incierto

14 nov 2012

México con crecimiento próximo al 4% desde 2010 por ganancias en productividad y fortalecimiento del mercado interno, según 'Situación Regional Sectorial México' de BBVA Research

Perspectivas sectoriales favorables para 2012 y 2013 a pesar de la incertidumbre del entorno global. El impulso externo se modera pero la demanda interna se mantiene en expansión. Para 2013, se estima un crecimiento de 2.8% en manufacturas y 3.1% en servicios, por tanto, más equilibrado que en el pasado reciente.

Potenciando el impulso externo a través del valor agregado nacional. México es una de las principales economías exportadoras del mundo y podría ampliar los beneficios del comercio exterior mediante el fortalecimiento de los incentivos para lograr una mayor integración de cadenas productivas.

Deuda pública subnacional. En este apartado se muestran la evolución y algunas características de la deuda de estados y municipios. Se presentan propuestas para consolidar avances en normatividad fiscal con la intención de reforzar el esfuerzo público reciente en esa dirección.

Pensiones estatales y municipales: ante el reto de la sustentabilidad financiera. Una tarea pendiente en materia de previsión social es la referente a las entidades federativas y los municipios; imperativo avanzar hacia un sistema nacional de pensiones de contribución definida que permita la portabilidad.

Energía: rezagos estructurales y nuevos retos tecnológicos. En esta sección se revisan brevemente los retos que enfrenta el sector energético en México y las principales propuestas formuladas por especialistas en el tema.

Perspectivas sectoriales regionales favorables para 2012 y 2013, a pesar de la incertidumbre global.

A partir de la crisis de 2008-2009, el PIB de México se ha elevado más rápidamente que el de EEUU permitiendo una recuperación más generalizada. El crecimiento de EEUU impulsa al de México a través de las importaciones de manufacturas. De este modo, uno de los principales motores de crecimiento de México son sus exportaciones manufactureras de las que aproximadamente 80% van a EEUU.

La producción manufacturera de México crece más aceleradamente que la observada por nuestros principales socios comerciales. Por ejemplo, EEUU no ha alcanzado todavía los niveles máximos observados antes de su recesión, en cambio México ha superado desde el año pasado los máximos previos a la crisis. Lo que muestra la mayor penetración de sus exportaciones manufactureras en el mercado de EEUU.

Ampliar y mejorar la capacidad de producción de México ha requerido flujos continuos de inversión. El atractivo de México para invertir sigue creciendo pese a la incertidumbre económica global. En los últimos ocho años la inversión fija bruta como proporción del PIB ha sostenido niveles superiores al 20%, hecho sin precedente desde la década de los 70s. Más aún, desde enero de 2011 se ha observado no sólo una modernización sino también, una expansión neta de la capacidad de producción de la manufactura y con elevados porcentajes de uso de capacidad instalada.

Potenciando el impulso externo con mayor valor agregado nacional en las exportaciones manufactureras. Para un mejor aprovechamiento del motor externo de crecimiento de nuestro país sugerimos que se fortalezcan los incentivos para fomentar cadenas productivas al menos alrededor de los tres principales sectores exportadores de manufactura: equipo de transporte; productos electrónicos y computadoras; y equipo eléctrico. Una mayor participación de los insumos nacionales en el valor agregado total de las exportaciones manufactureras de esos sectores fortalecería la posición competitiva del país y otorgaría una mejor perspectiva de crecimiento.

Perspectivas favorables para 2012 y 2013. En 2012 el sector primario y la construcción encabezarán el crecimiento, 4.4% y 4.2% respectivamente. La manufactura crecerá 3.8% y los servicios 3.6%. En 2013 se espera que el sector servicios compense, aunque no completamente, el menor dinamismo de la manufactura y de la construcción. Asimismo, la economía interna podría verse beneficiada de mejores expectativas a raíz de la aprobación de algunas de las reformas (energética, laboral y fiscal) que permitirán a México elevar su crecimiento potencial. En este contexto los factores de incertidumbre son de origen externo, la crisis en la UE sigue siendo el mayor riesgo para la actividad global.

 

Temas especiales: pasivos subnacionales y sector energético en México, claves para el crecimiento

En esta edición de Situación Regional Sectorial se realiza un análisis en torno a tres temas fundamentales para lograr un mayor crecimiento económico: la deuda subnacional de largo plazo, los sistemas pensionarios estatales y municipales, y el sector energético. Se destacan propuestas que buscan el establecimiento de un mejor marco normativo para la administración de la deuda subnacional, sistemas de pensiones estatales y municipales que sean sustentables, y un sector energético más eficiente y moderno.

Aunque la deuda pública estatal de largo plazo en México no representa un riesgo sistémico, ya que representa 2.7% del PIB nacional, el crecimiento en los niveles de deuda observado a partir de 2008 ha llamado la atención de diversos actores de la sociedad. En ese contexto, otro tema de interés son los sistemas pensionarios estatales y municipales por su diversidad. Para contribuir al fortalecimiento de las finanzas públicas subnacionales, BBVA Research presenta tres propuestas: ampliar la transparencia y la rendición de cuentas de los gobiernos estatales; extender la regla de déficit fiscal "cero" a los estados; y consolidar un sistema nacional de pensiones de contribución definida que permita la portabilidad de los recursos y derechos pensionarios con los esquemas federales ya reformados (IMSS e ISSSTE). La implementación de las propuestas anteriores incidiría positivamente sobre el desempeño económico a través de un mejor funcionamiento de los mercados financieros derivado de una mayor calidad de información y riesgos más acotados.

Finalmente, en relación a la necesidad de aprovechar mejor el potencial en el sector energético, se presenta una gama de propuestas de los especialistas en el tema en torno a los cambios institucionales y operativos que permitirían a PEMEX y CFE enfrentar de mejor manera los retos de sus respectivas industrias. Sin lugar a dudas, un impulso modernizador al sector coadyuvaría a incrementar la competitividad del país, y a diversificar, mejorar y aumentar la oferta energética nacional en beneficio de las empresas y las familias.