Información
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.
Ir al contenido principal

Protege tu patrimonio con Seguro de hogar

Con las notificaciones y límites de consumo, ahorra y optimiza el control de tu dinero

Tu casa es por sobre todas las cosas, el lugar en el que disfrutas tu vida junto a tus seres queridos. Por eso, es importante que la mantengas protegida de situaciones que puedan afectar tus planes y el patrimonio familiar.

Un seguro de hogar es una alternativa ideal para que estés tranquilo y tengas un respaldo económico ante cualquier incidente.

¿Qué es un seguro de hogar?

Se trata de un contrato a través del cual proteges tu vivienda y su contenido de daños, ya sean parciales o totales, relacionados a diversas causas. La cobertura de la póliza dependerá de tus necesidades y el tipo de seguro que hayas elegido.

¿Por qué lo necesitas?

La importancia de un seguro de hogar es que, en caso de un accidente que genere un daño considerable o provoque la pérdida de tu patrimonio, esta póliza cubrirá la totalidad o parte de los gastos, impidiendo un impacto considerable en tu presupuesto.

¿Cómo funciona un seguro de hogar?

Cuando realizas la compra de una propiedad a través de un crédito hipotecario, existen algunos seguros que son obligatorios. Sin embargo, normalmente cubren solo el valor de la hipoteca y no las cosas que tu has comprado.

Si eres propietario o arrendatario, con un seguro de hogar podrás cuidar tus bienes, ya que existe una suma asegurada de acuerdo al tipo de siniestro que ocurra, por ejemplo:

  • Robo de efectivo.
  • Incendio.
  • Rotura de cristales.
  • Responsabilidad Civil.
  • Terremoto.
  • Filtraciones.
  • Inundaciones.

¡No pierdas tu patrimonio! La póliza de este tipo de seguros te ofrece una cobertura ante distintos escenarios. Así, tu economía y la de tu familia estará protegida. En caso de desastres naturales, siniestros o accidentes podrás reaccionar sin que tus finanzas se vean afectadas.