Información
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.
Ir al contenido principal

BBVA compra Openpay, startup mexicana de servicios de pago

23 dic 2016

Los servicios de Openpay están destinados a grandes empresas y al sector de las pequeñas y medianas empresas (PyMEs)

Combina una plataforma de vanguardia que permite los pagos electrónicos en tiempo real y utiliza herramientas avanzadas para la mitigación del fraude.

BBVA continúa extendiendo su cartera de negocios digitales para acelerar su transformación y acaba de firmar un acuerdo para adquirir la startup mexicana Openpay, compañía que ofrece una amplia gama de soluciones de pagos y funcionalidades online avanzadas para comercios. Openpay es un Procesador de Servicios de Pago (PSP) destinado a las grandes empresas y PyMEs, facilitando el comercio electrónico en línea incluyendo el que se origina a través de dispositivos móviles.

Combina una plataforma de vanguardia que, con una sola integración, permite recibir pagos con tarjetas, en efectivo, puntos de lealtad y vía transferencia entre bancos. Además, la plataforma Openpay consolida los anteriores métodos de pago en tiempo real y utiliza herramientas avanzadas para la mitigación del fraude. La compañía cuenta con una red de más de 12.000 puntos de venta asociados en México conectados en tiempo real a través de su red Paynet, que permite pagar en efectivo compras online. Openpay cerrará 2016 con resultado positivo.

Con esta transacción, BBVA Bancomer -que ya colabora con Openpay- amplía su gama de soluciones de pagos online mientras que Openpay multiplica sus capacidades comerciales al sumar esfuerzos con el banco más importante de México. El comercio online está ganando relevancia en todo el mundo en general, y en México en particular, gracias al enorme crecimiento de los pagos digitales, la adopción del móvil como medio de pago y la penetración de las tarjetas de crédito. Este contexto ofrece oportunidades de crecimiento muy relevantes para BBVA. Los cofundadores de Openpay, Roberto Bargagli, Eric Núñez y Héber Lazcano, seguirán liderando a su equipo desde la oficina de Openpay.

La adquisición de Openpay es otro paso más en el proceso de transformación digital de BBVA y refuerza una de las prioridades estratégicas del banco, mejorar la experiencia del usuario. Para Derek White, Head of Customer Solutions de BBVA, “la adquisición de Openpay nos permite seguir a la vanguardia de los sistemas de pago y tendrá un impacto muy positivo en nuestros clientes”.

Según Eduardo Osuna Osuna, vicepresidente y director general de BBVA Bancomer, “Openpay es el paso lógico para que BBVA Bancomer siga ofreciendo soluciones de pagos cada vez mejores, con los más altos estándares de seguridad, amigables y fáciles de usar. Estamos muy contentos de tener al equipo de Openpay a bordo y deseamos trabajar juntos”.

Para Roberto Bargagli, cofundador de Openpay, “esta adquisición es una muestra del compromiso de BBVA en su transformación digital y de cómo las Fintech y la banca, de forma conjunta, vamos a revolucionar el ecosistema mundial. Trabajaremos con enorme entusiasmo para aprovechar el enorme potencial que tenemos por delante”.

Las adquisiciones y las inversiones juegan un papel fundamental en la estrategia de BBVA. En marzo de 2016, compró la startup finlandesa Holvi, un servicio bancario online para empresa con sede en Helsinki; en 2015, el grupo adquirió una participación estratégica del 29.5% en Atom, el primer banco exclusivamente móvil del Reino Unido, y materializó la compra de Spring Studio, una firma de diseño de EE.UU. líder en experiencia de usuario. En 2014, BBVA adquirió Madiva Soluciones, una startup de servicios de big data y cloud computing y Simple, una firma tecnológica que ha cambiado la forma en que las personas gestionan su dinero en EE.UU. BBVA también es inversionista en la firma de capital de riesgo Propel, que gestiona las participaciones del grupo en startups que están cambiando los servicios financieros a través de la tecnología.