BBVA Bancomer BBVA Bancomer
           

Revisión al alza del crecimiento de México en un escenario global que mejora, aunque mantiene relevantes riesgos a la baja por Europa, según ‘Situación México’ de BBVA Research

México, revisión al alza del crecimiento previsto para 2012 hasta el 3.7%

  • México crecerá el 3.7% en 2012, con una inflación que no superará el 4% y unas tasas en niveles históricamente bajos y estables.

  • El crecimiento mundial se recuperará gradualmente en 2012 del bache del cuarto trimestre de 2011. La recuperación será más pronunciada en Asia. En el otro extremo, Europa soportará una leve recesión.

  • La fortaleza del escenario económico mexicano se apoya en una inflación anclada en niveles bajos, mejoras de competitividad y unas favorables condiciones de financiamiento.

  • Los riesgos sobre el crecimiento mundial están fuertemente sesgados a la baja por la continuación de la crisis europea. México cuenta con márgenes de maniobra relevantes para afrontar esta situación.

  • México, dentro del grupo de los EAGLEs, seguirá siendo una de las economías líder en contribución al crecimiento mundial y tiene el reto de aumentar sus intercambios económicos con Asia

El primer trimestre de 2012 confirmará la heterogeneidad del crecimiento entre las distintas áreas económicas, comportamiento que se mantendrá en 2012 y 2013.

En los primeros meses de 2012 se han confirmado las perspectivas previas de mejoría en la actividad global tras un último trimestre de 2011 a la baja. Probablemente el crecimiento mundial del 1T12 supere al del periodo previo apoyado en la mejoría de Asia sin China y de Latinoamérica. EEUU frenó temporalmente su crecimiento y el área del Euro confirmará su entrada en recesión con un segundo trimestre consecutivo de caída del PIB. En síntesis, una situación consistente con unas perspectivas de BBVA Research para 2012 y 2013 en las que las economías emergentes ampliarán su diferencial de crecimiento con las desarrolladas, lo que también ocurrirá entre EEUU y el área del Euro como consecuencia de las tensiones financieras que sufre Europa y que sólo retrocederán paulatinamente, a pesar de que se seguirán tomando medidas decisivas para aliviarlas. Así, se estima que el crecimiento mundial sea del 3.6% en 2012 y 4.0% en 2013, con economías emergentes que contribuyendo con cuatro quintas partes del total. Los riesgos de este escenario son bajos, condicionados a la evolución de la crisis de acceso al financiamiento en algunos países de la zona Euro.

México seguirá creciendo por encima del 3.5% por tercer año consecutivo apoyándose en una inflación anclada en niveles bajos, mejoras de competitividad y unas favorables condiciones de financiamiento.

En este entorno global, la economía mexicana tras crecer el 3.9% en 2011 puede situarse en 2012 en el 3.7%, una tasa ligeramente superior a la que se preveía hace tres meses. La información recibida en los primeros meses del año, en particular en lo que se refiere al mercado laboral y la inflación, con sostenidos aumentos del empleo formal y un crecimiento de los precios más bajo de lo esperado, supone un soporte para el ingreso disponible de los hogares. Ello, junto a una oferta de crédito capaz de atender los requerimientos de la demanda solvente,  en unas condiciones de financiamiento favorables especialmente desde el sistema bancario, supone un entorno positivo para el crecimiento del gasto de hogares y empresas. A la vez, las exportaciones y la inversión empresarial siguen beneficiándose de la demanda procedente de EEUU y de las ganancias de competitividad de la economía mexicana.

El panorama para 2013 dependerá en lo externo del desempeño de la economía de EEUU, sobre el que existen unas perspectivas de crecimiento del 2.3%, muy similares a las de 2012 (2.2%) pero con una incertidumbre sesgada a la baja. Ello se debe a las dudas sobre el impacto en la actividad de una consolidación fiscal que puede producirse a principios del próximo año bien por subidas de impuestos y recortes de gasto ya aprobados que entrarían en vigor en 2013, bien por un acuerdo entre el Ejecutivo y el Legislativo para cambiar estos ajustes automáticos por otras medidas. Al igual que este proceso va a estar asociado en EEUU a las elecciones presidenciales, en México existe incertidumbre sobre el comportamiento de la demanda pública, sensible al cambio de ciclo sexenal. En todo caso este impacto debería ser transitorio.

Con todo, se mantendrá el anclaje de unas políticas fiscal y monetaria bien orientadas hacia la estabilidad monetaria y financiera, no favorecedoras de desequilibrios de inflación, de cuenta corriente o de déficit y deuda pública.

El entorno externo, principal fuente de incertidumbre para México, mantiene riesgos sesgados a la baja por la continuidad de la crisis europea. México cuenta con márgenes de maniobra relevantes para afrontar esta situación.

El margen de maniobra del que disponen las autoridades mexicanas ante potenciales eventos externos que puedan conllevar un deterioro de la actividad o un impacto alcista en la inflación es considerable. Desde el lado de la política monetaria, se estima que el siguiente movimiento de la tasa de Fondeo, desde el vigente 4.5%, será al alza a mediados de 2013, para finalizar el año próximo por encima del 5%. Sin embargo, sería factible un recorte hasta el entorno del 4.0%, nivel congruente con una tasa real de corto plazo positiva pero cercana a cero, si se vislumbran potenciales riesgos bajistas sobre la actividad. Un movimiento de este tipo podría ser coincidente, en caso de que fuese necesario, con la puesta en práctica de intervenciones en el mercado cambiario comprando pesos de acuerdo a las reglas marcadas por la Comisión de Cambios. Las reservas acumuladas y la disponibilidad de la Línea de Crédito Flexible (FCL) con el FMI permiten afrontar la volatilidad global gracias a una política fiscal que garantiza, dado el objetivo anual de saldo presupuestal, la no acumulación de pasivos más allá de las cantidades presupuestadas cada año.

Una segunda fuente de incertidumbre global es el alza de los precios del petróleo, que México afronta desde una posición relativamente favorable.

La subida registrada por los precios del petróleo en los primeros meses del año ha llevado a elevar cerca del 15% las perspectivas previas de BBVA Research para el promedio de 2012. Ello resulta, fundamentalmente, del juego de una demanda sostenida con unos márgenes de aumento de la oferta y stocks bien ajustados, además de la existencia de riesgo geopolítico por las tensiones con Irán. En este escenario de aumento de precios, el impacto de ingreso negativo para México por la menor demanda externa será más que compensado por el efecto precio positivo por la mayor renta petrolera, al menos en el corto plazo. Pasados unos trimestres, y en caso de perdurar las tensiones, la vía de impacto más importante sería la proveniente de una menor demanda externa desde EEUU. Desde una perspectiva doméstica, el mayor ingreso fiscal obtenido por el aumento de la renta petrolera se distribuye entre gasto público, dotación de fondos de estabilidad y el subsidio a los combustibles.

México, dentro del grupo de los EAGLEs, seguirá siendo una de las economías líder en contribución al crecimiento mundial y tiene el reto de aumentar sus intercambios económicos con Asia.

México, por tamaño y perspectivas de crecimiento entra holgadamente en el grupo de EAGLEs (Emerging and Growth Leading Economies, www.bbvaeagles.com), aquellos mercados que contribuirán al aumento del PIB mundial en los próximos 10 años por encima del promedio de Alemania, Canadá, Francia, Italia, Japón y el Reino Unido, los más desarrollados aparte de EEUU. Dadas las perspectivas de BBVA Research, México no está en riesgo de perder su puesto dentro de este grupo, en todo caso, consolidaría su posición y avanzaría posiciones dentro de EAGLEs si se intensifica la implementación de las bien diagnosticadas reformas orientadas a que el cuello de botella que supone una baja productividad vaya desapareciendo. Esto es algo especialmente necesario si se tienen en cuenta unas perspectivas según las cuales las economías asiáticas serán las principales contribuyentes al crecimiento del PIB mundial con un 60% del total, casi seis veces más que el aumento proveniente de EEUU y Canadá, nuestros principales clientes. La ventana de oportunidad que supone el aumentar los intercambios económicos con Asia no se puede dejar pasar, y más si se tiene en cuenta que el patrón del comercio exterior mexicano no está, a diferencia del resto de grandes países de América Latina, centrado en las materias primas. México se especializa en manufacturas, algo que supone una menor dependencia de factores naturales menos manejables y una complementariedad creciente con el tipo de importaciones de Asia, el área de mayor crecimiento.

Esta especialización exportadora supone también una potente competencia para México desde países como China en EEUU, lo que se ha reflejado en penetraciones crecientes de productos de origen chino a costa de, entre otros, menores aumentos o caídas de cuota de los bienes de origen mexicano. Esto está cambiando desde hace dos o tres años gracias a una mejora de la competitividad relativa mexicana que parece que permanecerá en el escenario durante un tiempo prolongado. En primer lugar, por una apreciación del tipo de cambio del Yuan respecto al Peso mexicano; y en segundo lugar, por un aumento más rápido de los costos laborales en China; factores ambos que ponen en valor las ventajas absolutas de cercanía al mercado de destino y fuertes ritmos de inversión, sobre todo en algunos sectores, de los que disfruta México.

¿Dónde se puede encontrar la publicación?

La publicación “Situación México” correspondiente al Segundo Trimestre de 2012 se realizó bajo la dirección de Jorge Sicilia, Economista Jefe del Grupo BBVA, y de Julián Cubero, Economista Jefe de Análisis Macroeconómico México de BBVA Research y editor de la revista. Un equipo formado por Arnoldo López, Iván Martínez, Cecilia Posadas y Pedro Uriz son los economistas encargados de la elaboración de la publicación, además de la participación del área de Escenarios Económicos de BBVA Research.

Esta publicación en español y su versión en inglés así como el resto de documentos elaborados por el Servicio de Estudios Económicos de BBVA Research pueden consultarse en la página de Internet:

http://www.bbvaresearch.com

México D.F. a 9 de mayo del 2012

Contacto:

Evelin Vera Islas

Comunicación Corporativa

Tel. 5621 18 52

Acerca de BBVA Bancomer
BBVA Bancomer es la institución líder en México en cartera de crédito y captación, con un enfoque de innovación que le permite ofrecer servicios bancarios a 19.3 millones de clientes, a través de una sólida infraestructura integrada por 1,800 sucursales, 7,700 cajeros automáticos, 125,000 terminales punto de venta. Con una constante inversión en sus canales electrónicos cuenta con el apoyo de 29,300 corresponsales bancarios y el portal bancario de mayor transaccionalidad, con 2 millones de clientes anuales. El uso de la más moderna tecnología en el servicio de Banca Móvil para operaciones por medio del teléfono celular con 546 mil usuarios registrados. La Responsabilidad Social Corporativa es una constante en el negocio bancario y por medio de la Fundación BBVA Bancomer se fomenta la educación, la cultura y el cuidado del medio ambiente.