BBVA Bancomer BBVA Bancomer
           

El mejor desempeño el próximo año provendrá de un mayor crecimiento en EE.UU y de mayor gasto público.

El crecimiento económico se acelerará en 2015, después de una fase de moderación: BBVA Bancomer

  • Esperamos que el próximo año el crecimiento económico tenga un mejor desempeño apoyado por un crecimiento más robusto en EE.UU y la continua aceleración del gasto público. Con esto el crecimiento económico en 2015 se situaría en torno a 3.5%.

  • La eficiente implementación de las reformas económicas aprobadas podría generar un incremento en la tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) potencial para alcanzar niveles de 4.0% en los próximos años.

  • Con el fin de maximizar el beneficio de las reformas y alcanzar una mayor actividad productiva y bienestar de la población, es importante impulsar la inversión, la seguridad y el estado de derecho.

  • Adicionalmente, la creación de nuevos empleos formales es el elemento esencial para la mejora en el consumo interno.

  • La inflación se encuentra bajo control, y se situará en torno a 3.6% en promedio en 2015. Los riesgos al alza que se perciben tendrían efectos acotados, como es el caso del aumento al salario mínimo.

  • En relación al riesgo de un menor precio del petróleo, estimamos que el efecto negativo en el PIB es acotado, considerando que sería contrarrestado por el efecto al alza que podría tener en el crecimiento de la economía estadounidense. En relación al gasto público, no se estima una caída sustancial en 2015 gracias a las coberturas del petróleo y a los recursos del Fondo Mexicano del Petróleo.

  • Por otra parte, si el bajo precio del petróleo persiste en 2016, el gobierno federal podría obtener ingresos por debajo de lo presupuestado originalmente en el orden de 0.6% del PIB. Estos recursos podrían ser cubiertos sin importantes riesgos con un mayor déficit público dado el nivel moderado de deuda pública. Aunque hacia adelante habría que atacar la debilidad de las finanzas públicas caracterizada por una importante evasión y elusión fiscal, y por la casi nula recaudación de estados y municipios.

La economía mexicana registrará una aceleración durante el 2015 hasta alcanzar un crecimiento de 3.5% en el Producto Interno Bruto (PIB), después de superar una fase de moderación en este año, estima BBVA Bancomer en un análisis en el que revela que la economía mexicana ha mostrado una mejora gracias al aumento de la demanda externa.

Por una parte se revisaron a la baja los crecimientos trimestrales del primer y segundo trimestres de 2014, y por otra, el crecimiento en el tercer trimestre fue más moderado de lo que se esperaba. Entre los factores que explican el moderado crecimiento se encuentran un menor precio y producción petrolera, un retraso en la ejecución de los grandes proyectos de inversión pública, y la debilidad de la demanda interna, la cual depende crucialmente de la creación de empleos formales.

Como consecuencia del menor desempeño económico en los primeros nueve meses del año, “revisamos el crecimiento del PIB para 2014 de 2.5% a 2.1%. Para 2015, se espera un crecimiento de 3.5% considerando que el buen desempeño de la demanda externa continua en un escenario en que EE.UU. crece 2.5% anual, la producción y el precio del petróleo dejan de caer, y se acelera el gasto público en obras de infraestructura”.

El proceso de reformas estructurales impulsado en nuestro país ha continuado con su avance. En concreto se espera que la reforma energética sea uno de los detonantes de un mayor crecimiento económico debido a la importante inversión esperada en el sector y sus vínculos dinamizadores con otros sectores productivos del país. Las autoridades han estimado que esta reforma incrementará gradualmente la inversión privada en el sector para alcanzar los 25 mil millones de dólares (mmd) en el año 2020. Esos recursos ampliarán la infraestructura del sector y, por tanto, fortalecerán el abasto interno de energía, entre otros beneficios de largo plazo.

Considerando los flujos de inversión previamente descritos resultado de la reforma energética, además del cumplimiento de otras condiciones macroeconómicas indispensables, como es la presencia de una inversión pública vigorosa en diversos proyectos de infraestructura ya anunciados, y de un crecimiento económico estable en los Estados Unidos, las reformas económicas promulgadas recientemente en México generarían un incremetno en la tasa de crecimiento del PIB potencial del país. De tal forma que ésta pasaría gradualmente de 2.9%, que estimamos como la tasa de crecimiento actual del PIB potencial, a 4.0% en 2020.

En relación al riesgo de un menor precio del petróleo, estimamos que por cada 10 dólares de menor precio, el PIB caería en torno a -0.2 puntos porcentuales. Es conveniente mencionar que esta reducción se podría ver compensada en cierta medida por un crecimiento más fuerte en EE.UU., resultado de un menor precio del petróleo, y un menor precio de importación de gasolinas. Por otra parte, no se espera una caída sustancial en los ingresos públicos presupuestados en 2015. Esto debido a que el gobierno ha adquirido coberturas petroleras para la mayor parte de la plataforma esperada de exportación, se cuenta con recursos provenientes del Fondo Mexicano del Petróleo, y los menores precios que se obtendrían en la gasolina que se importa. Ahora bien, si la caída en el precio del petróleo persiste más allá de 2015, se estima que el gobierno federal, obtendría ingresos por debajo de lo presupuestado originalmente en el orden de 0.6% del PIB.

La inflación ha retomado su tendencia a la baja, y se espera que termine el año en torno a 4.0%. La inflación subyacente se mantiene estable en 3.3%, lo que sugiere que no hay presiones por el lado de la demanda. A partir de enero de 2015, esperamos que la inflación caiga hacia niveles en torno a 3.6% como resultado de la absorción de efectos base al disiparse en la tasa anual los cambios fiscales implementados en enero de 2014, y la reducción de precios en servicios de telecomunicaciones resultado de la reforma en el sector. Adicionalmente será favorable para la inflación anual de 2015 que el aumento en el precio de la gasolina será menor en este año en relación a los anteriores (3.0% vs. 11% en promedio en 2010-2014) y para todo el año 2015 se estima una inflación promedio de 3.56%.

La expectativa de una pausa prolongada en la tasa monetaria se mantiene considerando la holgura que existe en la economía, una tasa real de corto plazo por debajo de cero, y la mejora moderada en el ciclo económico. El tono neutral de la reciente comunicación de Banxico apoya este escenario. En el mediano plazo, en la medida que el crecimiento económico se acelere, la tasa de política monetaria comenzaría a subir de manera pausada y en sincronía con el ciclo monetario y económico en EE.UU. Se espera que la primera subida en la tasa monetaria ocurra a mediados de 2015.

Recientemente, la volatilidad en los activos financieros mexicanos ha aumentado como consecuencia de una mayor demanda por activos norteamericanos y la caída en el precio del petróleo. En un entorno en que la aversión global al riesgo se mantiene reducida y la economía de EE.UU se diferencia positivamente de la zona del euro y de China gracias a un crecimiento por arriba de lo esperado, el dólar se ha fortalecido y las tasas de mediano y largo plazo en aquél país han bajado ante la demanda por sus activos financieros.

En consecuencia las monedas de países emergentes se han depreciado en relación al dólar, incluido el peso mexicano. Adicionalmente, la medida en que la preocupación sobre la fortaleza del ciclo global se redujo, la percepción de riesgo disminuyó favoreciendo los bonos de economías emergentes, por lo que las tasas de interés de los bonos gubernamentales de largo plazo en México volvieron a sincronizarse con las tasas en EE.UU. Además, la reciente caída en el precio del petróleo ha contribuido a la depreciación de las monedas de los países productores de petróleo. En el caso del peso, la depreciación ha sido menor a la de países dónde la producción petrolera tiene un peso importante en la producción total de la economía, y ha sido cercana a la depreciación promedio en los países de Latinoamérica. Esto debido a que el efecto negativo es contrarrestado por un mayor dinamismo de la economía de Estados Unidos, con la que la economía mexicana tiene una alta correlación.

Hacia adelante esperamos que se mantenga la volatilidad en el mercado cambiario influido por la fortaleza del dólar y el efecto sobre las monedas relacionadas con el sector petrolero. En lo que toca a las tasas de interés de largo plazo, es previsible que sus movimientos se mantengan altamente correlacionados con los de las tasas de interés de EE.UU. y su aumento sea gradual cómo se espera ocurra en aquel país en un contexto en que la Reserva Federal iniciará su ciclo alcista el próximo año.

¿Dónde se puede encontrar la publicación?

La publicación “Situación México” correspondiente al Cuarto Trimestre de 2014 se realizó bajo la dirección de Carlos Serrano, Economista Jefe de BBVA Bancomer, y de Arnoldo López, Economista Principal de Análisis Macroeconómico de BBVA Bancomer y editor de la revista y el equipo formado por Javier Amador, Iván Martínez, Javier Morales y Juan Carlos Rivas economistas encargados de la elaboración de la publicación, además de contar con la participación del área de Escenarios Económicos de BBVA Research.

Esta publicación en español y su versión en inglés así como el resto de documetnos elaborados por el Servicio de Estudios Económicos de BBVA Research pueden consultarse en la página de Internet: http://bbvaresearch.com

México D.F. a 8 de diciembre del 2014

Contacto:

Carmen Peña Álvarez

Comunicación Externa

Tel. 56 21 18 53

Acerca de BBVA Bancomer
BBVA Bancomer es la institución líder en México en cartera de crédito y captación, con un enfoque de innovación que le permite ofrecer servicios bancarios a 19.3 millones de clientes, a través de una sólida infraestructura integrada por 1,800 sucursales, 7,700 cajeros automáticos, 125,000 terminales punto de venta. Con una constante inversión en sus canales electrónicos cuenta con el apoyo de 29,300 corresponsales bancarios y el portal bancario de mayor transaccionalidad, con 2 millones de clientes anuales. El uso de la más moderna tecnología en el servicio de Banca Móvil para operaciones por medio del teléfono celular con 546 mil usuarios registrados. La Responsabilidad Social Corporativa es una constante en el negocio bancario y por medio de la Fundación BBVA Bancomer se fomenta la educación, la cultura y el cuidado del medio ambiente.